lunes, 29 de enero de 2018

La resurrección del clítoris-Capítulo 29

Aunque me siento terriblemente angustiada, al mismo tiempo sé que debo mantener la calma para evitar de esa manera perder el poco equilibrio que aún me queda. Hoy especialmente he sentido que todo lo que he hecho hasta el momento con mi actitud un tanto egocéntrica han llevado al punto del hartazgo a todo aquellos que en algún han tenido mi estima y en quienes confiaba: otra vez mi familia.
Un simple llamado a la persona más verborrágica y sin un poco de sentido de la diplomacia, me ha dicho lo que menos necesitaba escuchar. Y yo que ha sabiendo siempre he tenido consciencia de sus limitaciones, no pude hacer otra cosa que sumergirme en un profundo ataque de llanto.
Su dictamen fue resumido en una sola frase: “Estoy muy contenta porque tu padre me ha estado llamando y me comunicó que por suerte te habías dejado de joder tanto con llamados desesperantes a cualquier hora y, que desde que están con Paula ya no  le causás tantas molestias.”
Hoy, particularmente, y siendo un día en donde me he podido concentrar de manera introspectiva en cada uno de mis errores, me he dado cuenta de que quizá lo mismo he estado haciendo con Paula: causarle molestias. Es por eso que he decidido despegarme completamente de todo vínculo afectivo que pueda mantenerme atada desde la culpa a cualquier persona, pero especialmente a aquellos con los que establezco un lazo sanguíneo. De manera, tal vez, un tanto extremista, sé que debo acudir al silencio. No hablaré ni le comunicaré nada a Paula de lo sucedido. No tiene sentido, de hecho sería ahondar más en ese estado neurótico del cual reniegan ciertas  personas que, evidentemente, no tienen ningún tipo de interés en mí.
Debo quedarme callada y no compartir mis sentimientos con nadie. No soy imprescindible para nadie, y eso es la única realidad palpable que es importante que internalice. Es por ello que necesito ser extremista, o al menos tomar mis decisiones desde ese punto de partida, quizá y, desde la historicidad, es lo único que hasta ahora me ha brindado un resultado posible a concretarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario