lunes, 29 de enero de 2018

La resurrección del clítoris-Capítulo 20

Sí, llegué a casa un poco dopada, porque debía seguir trabajando y las discusiones con Paula siempre terminan por desarmar por completo mi autoestima.
Las cosas continúan tensas y desde mi cambio de actitud creo haber puesto las cartas sobre la mesa: ésta vez sé que estoy sola, incluso cuando parece desde lo superficial que estoy en pareja. Sus insultos, la manera que tiene de expresar mi incompetencia cuando más allá de mis esfuerzos termino arruinándolo todo. Ayer supe que el amor se desgastó por completo, y se siente la frialdad envolviéndonos como si nada más que de sobrevivir se tratara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario