lunes, 29 de enero de 2018

La resurrección del clítoris-Capítulo 12

Se perdió toda la magia. El alboroto de vivir la vida dentro de una burbuja llena de ilusiones narradas desde el inconsciente se perdió en la nebulosa. Sólo por hacerle caso a la insistencia de pretender encajar dentro de una sociedad tan enferma. Des mi lugar he aceptado la locura. La llevo conmigo a todas partes aferrándome a ella como si se tratara de un cúmulo de emociones que voy juntando desde lo que mis humildes ojos observan.
Pero Paula sólo sueña con ser Bukowsky, vivir amores tumultuosos tan sólo dentro de una película. La película Hollywoodense que los medios le vendieron. No se banca la realidad de la aspereza con la cual debe vivir el verdadero artista. Aquél que como yo es demasiado sensible para amarrar las emociones y crear a partir de lo que el mundo ha hecho de nosotros: enfermos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario